lunes, 21 de enero de 2013

Dónde comer en Huelva

Pin It Ahora!

Ciertamente faltan fines de semana y días libres para poder ir a cada uno de los buenos bares-restaurantes que tenemos en Huelva. Me voy a centrar en Huelva capital por tener la oferta más variada y por la extraordinaria mejora de calidad y aparición de nuevos lugares en los últimos 6 ó 7 años. La provincia tendrá su turno más adelante.

Soy de la generación del “Serranito” (lomo en pan con tortilla francesa, pimiento frito, jamón y patatas fritas). Y como yo, muchísimos onubenses nacidos en los ‘80 y ‘90, que cuando íbamos a comer con nuestros padres siempre pedíamos lo mismo: lomo a la plancha en pan, pinchito de pollo, hamburguesa y el célebre serranito.  Normalmente también picábamos del centro, que casi siempre estaba inundado por chocos fritos, adobo, puntillitas o chipirones a la plancha. Con suerte había coquinas o almejas del día. Pero todo esto afortunadamente ha cambiado. Está claro que son las señas de identidad de la cocina onubense desde hace mucho tiempo, pero siempre era “sota, caballo y rey”. Amigo visitante, todos estos platos son los típicos de los bares onubenses y si buscas lo autóctono, ya sabes qué es lo que tienes que buscar en las cartas. Hay infinidad de bares-restaurantes que los cocinan día a día.


Sin embargo, me quiero centrar en la nueva cocina onubense. Hace muy pocos días leí en prensa que se ha creado una marca de calidad gastronómica en nuestra ciudad: Huelva ProBoca. Promovida por la Asociación de Hostelería de Huelva y el Ayuntamiento de la capital, es un distintivo que hace que los 13 restaurantes que han accedido a ella desde su fundación tomen ventaja frente a los demás en relación a su promoción turística. De momento, además del distintivo (veremos cómo lo gestiona cada establecimiento y cómo le saca partido) tienen un sitio web en el que se invita a otros establecimientos a adherirse y una relación con todos los restaurantes mostrando una fotografía y algunos datos como su localización (muy útil). Todos estos establecimientos forman parte de la nueva cocina onubense (o casi todos). Se diferencian de los de toda la vida en que los platos son mucho más elaborados y en que el servicio es mucho más cuidado, además de un diseño de interiores y una promoción actuales, donde la ambientación y las redes sociales han tomado gran protagonismo.

Visitante y onubense, aquí dejo una selección de 7 lugares para comer en Huelva a buen precio:



El lugar al que siempre llevo a los amigos que no son de la capital. Ir al Ciquitrake es vivir una auténtica experiencia. La fachada es de un antiguo edificio de las calles del centro, con algunas mesas altas fuera que con el buen tiempo que hace casi siempre suelen estar ocupadas. La puerta y la fachada que dan a la calle son de cristal (desde fuera se ve el ambiente del local). La primera zona está compuesta por mesas altas cuadradas y taburetes donde comen perfectamente cuatro personas. Dentro, el salón, más apropiado para comidas más formales. El sitio destaca por ser 100% “choquero” (de Huelva capital). Toda la barra está decorada con palabras del diccionario onubense y su significado, que mientras comes no puedes dejar de leer y explicar o ampliar la información a los que no las conocen. Además suelen poner en las pantallas fotografías de los platos, incitando a los clientes a pedirlos o resolviendo dudas de lo que han leído en la carta. Los logos de algunas redes sociales están incrustados en la pared del establecimiento para que les sigamos. Enseguida entras un camarero/a te atiende preguntando qué vas a beber y te entrega la carta y el servicio de pan. La carta está repleta de platos muy llamativos. Todos están buenísimos y destaca su innovadora presentación. Es imposible estar sentado en el Ciquitrake y no ver cada uno de los platos que los camareros llevan a las mesas. Son obras de arte. Pavías de berenjenas con miel de caña, Croquetas de jabuguitos o Coki salado son algunos ejemplos.

2º. La Fonda de María Mandao


Una antigua pensión situada junto al Gran Teatro de Huelva, restaurada y convertida en restaurante. La historia del lugar podemos leerla impresa en uno de los pilares del local. El lugar no es muy amplio. Cuenta con algunas mesas altas en la entrada y en la puerta y con un coqueto salón comedor. Los platos indispensables a probar en este lugar son el Salmorejo de remolacha y los Langostinos en hamburguesa con rúcula y cebolla caramelizada. El servicio es bastante rápido y amable. La carta de postres es todo un dilema: querrás probarlos todos. El ambiente joven (de edad y espíritu) son admirables. Lugar muy agradable.

3º. La Mirta


Con una situación privilegiada, en plena Gran Vía a pocos metros de la Casa Colón y el Ayuntamiento, cenar en su terraza viendo el ambiente de las gentes pasar hacia los bares y otros restaurantes de la zona es una delicia. Aunque se come demasiado bien en cualquier época del año. Dispone de un salón con varias alturas y de una barra para comer de tapitas. Es un establecimiento que cuida mucho su imagen en redes sociales y su atención al cliente. Tiene platos cuyos nombres casi no caben en la carta, y sólo por eso te dan ganas de pedirlos. Por allí han pasado ya muchos artistas del cine, la música y la televisión, tal y como se puede observar en la galería fotográfica de su web o de su página de Facebook. Bueno, ¿qué? ¿Unos huevos de choco son almejas y langostinos? O quizá, ¿unas carrilleras al Pedro Ximénez?

4º. Acanthum


Quizá el restaurante que mayor enfoque turístico y promocional de la ciudad posee. Su chef Xanty Elías, conocido por media Huelva por su innovación y su ambición por conocer nuevas formas de hacer cocina y hacer al cliente feliz, ha tenido un papel fundamental en todo esto de la nueva cocina onubense. Lugar para tapear y comer en salón. Sus cartas enrolladas con forma de cucurucho es sólo uno de los detalles que hacen que un sitio guste y que lo recuerdes. Con suerte te atenderá el propio chef, quien te hará sugerencias de platos. Finas capas de pez espada, humo, Kiko y huevas de trucha; Arroz meloso de choco tierno; Solomillo ibérico con dátiles y queso de cabra… tienes que ir a probarlo. Eso sí, su ubicación no le permite tener terraza exterior, pero creo que no te va a hacer falta. En el centro de Huelva.




A la entrada de Huelva desde la A-49, junto al campus de El Carmen de la Universidad de Huelva, se encuentra este bar-restaurante de estos tres hermanos que llevan en su cante el nombre de Huelva por todo el mundo. Entrar en Casa Manguara es estar más cerca de El Rocío. Decorado con motivos musicales y rocieros, la atención es uno de sus grandes activos, donde la simpatía nunca falta y el trato amable de las gentes de Huelva se personifica en cada camarero. El salón interior no es grande, pero la terraza sí es muy amplia, la cual se puede disfrutar todo el año. Una de las grandes ventajas es el aparcamiento, ya que está en una zona residencial lejos del centro de la ciudad. El Plato Manguara, Queso fresco a la plancha con mermelada de pimiento o unas Coquinas de la casa son algunos de la extensa carta de este establecimiento. Una sorpresa quizá sólo conocido por la gente de Huelva: los viernes a medianoche los hermanos cantan la “Salve rociera” con las luces apagadas. Impresionante. Ah, y cuando entres en la web, enciende los altavoces y ve tomando cuerpo.



Durante muchos años, el restaurante El Paraíso situado en la playa de La Bota de Punta Umbría ha sido reconocido por todos como el mejor restaurante de Huelva. Tras la aparición de la nueva cocina onubense, la casa decide abrir un establecimiento en pleno centro de Huelva con una cocina exquisita y un local muy vistoso y amplio, tanto en su zona de taburetes como en sus comedores. Uno de los platos más ricos que he comido en mi vida fue aquí: Arroz negro con bacalao confitado. Las gambas blancas de Huelva, los boquerones en cualquiera de sus especialidades o los pescados del día a la plancha son todos garantía del buen comer.

Hay muchos sitios más donde se come extraordinariamente bien: El Portichuelo, Azabache, Sierra Mar, La Macha, Juan José, La Recalá Abacería, etc. Todas, cocinas onubenses. Creo que con estos siete para empezar son suficientes. Si eres amante del turismo gastronómico, compañero, Huelva no puede faltar en tu agenda.

Más información: